N+2: Tma, Svetlo, Tma - Jan Svankmajer (1989)

28 marzo 2012

Tma, Svetlo, Tma - Jan Svankmajer (1989)


Oscuridad, Luz, Oscuridad / Darkness, Light, Darkness
Sin diálogos/No dialogue

En “Oscuridad / Luz / Oscuridad” (“Tma/Svetlo/Tma”, 1989) se da una situación insólita: una habitación, se da la luz, y vemos que hay dos puertas y una ventana. Entran dos manos sueltas por las puertas, y después dos ojos, y después dos orejas… Un hombre se va desarrollando de la nada. Ya está casi formado, entonces unos aldabonazos se escuchan a la puerta...


Algunos de los anteriores films de Svankmajer pueden ser interpretados como alegorías de los procesos evolutivos -...-; Tma, svetlo, tma sería uno de los más sencillos, y en consecuencia, de los más directos. En el film vemos como emergen literalmente del limo primigenio extrañas y primitivas formas de vida que luego "evolucionan" hacia un ser humano totalmente formado. Pero, ¿a qué precio? El ser humano se vuelve completamente incapaz de abandonar la estancia (es demasiado grande para hacer cualquier uso de alas puertas y ventana) y virtualmente incapaz de moverse sin provocarse dolorosos aprietos. Dado que la desintegración de las partes componentes originales del cuerpo, no puede ser una opción, (o, al menos, no está de acuerdo con las ideas tradicionales de "evolución"), tiene que evolucionar, efectivamente, hacia una especie amenazada, que es únicamente capaz de una acción decisiva -apagar la luz-.


El film tiene unas resonancias más amplias; Svankmajer ha expresado frecuentemente su preocupación por la civilización occidental y su posible colapso en nombre del "progreso", -que es graciosamente satirizado en el film-. Seguimos los diferentes fases del ensamblaje de la criatura, siendo conscientes ya desde el primer momento del resultado final -ya que podemos identificar los ingredientes al instante-. También asumimos, en la medida en que formamos parte de la misma especie, que el resultado final será "superior" a las simples criaturas con forma de mariposa-mano-más-ojos u oído del principio. Pero Svankmajer se pregunta: ¿es esto necesariamente verdad? La criatura con forma humana se ve atrapada en la estancia, aprisionada por el concepto social de existencia "civilizada" (cuatro paredes, un hogar e iluminación eléctrica), mientras que la mariposa-oído puede disfrutar, en definitiva, de una total libertad de movimientos.
En pocas palabras, sea cual sea la lectura que hagamos de él, Tma, svetlo, tma-... es un film profundamente pesimista, aunque la oscuridad sea aliviada, en cierto modo, por la rica imaginación característica de Svankmajer.

Link

http://www.mediafire.com/?ar48uu9uutytfwa

0 COMENTARIOS:

Publicar un comentario en la entrada