N+2: Through the Weeping Glass: On the Consolations of Life Everlasting (Limbos & Afterbreezes in the Mütter Museum) - Stephen Quay & Timothy Quay (2011)

18 agosto 2012

Through the Weeping Glass: On the Consolations of Life Everlasting (Limbos & Afterbreezes in the Mütter Museum) - Stephen Quay & Timothy Quay (2011)


A través del cristal de las lágrimas: Sobre los consuelos de la vida eterna
Inglés/English | Subs: Castellano (por Qrosawa)

Esta obra es un documental sobre las colecciones de libros, instrumentos y anomalías médicas alojadas en el Colegio de Físicos de Philadelphia y el Museo Mütter. Este cortometraje, encargado por el Colegio, es el primero hecho en Estados Unidos por los internacionalmente reconocidos hermanos Quay. La combinación de la visión de los hermanos Quay con las colecciones del Museo Mütter y la Librería Médica Histórica del Colegio, han producido una fascinante experiencia de conjuntos de piezas contemplativas en las cuales los Quay encuentran poesía en historias de destinos trágicos y reales del "hombre hueso" Harry Eastlack y los famosos siameses Chang y Eng Bunker. Como agregado a la fortaleza visual del film se encuentra una banda sonora compuesta por Timothy Nelson y una resonante narración por Derek Jacobi.
(Traducción por mí de Mütter Museum Shop)




El Mütter Museum, o cómo descubrir al ser humano a través de las anomalías.

El Mütter Museum se fundó para educar a futuros doctores en anatomía y en anomalías humanas. Es una importante fuente de información no sólo para la comunidad médica, también para el público en general tratando de enseñarles qué significa ser un ser humano. Fue creado en 1858 en Filadefia por el Doctor Thomas Dent Mütter, antiguo profesor de cirugía. A día de hoy el museo cuenta con más de veinte mil muestras que abarcan desde el esqueleto del hombre más alto de Norteamérica, hasta una colección de calaveras, el esqueleto de unas extrañas siamiesas o una colección de dos mil curiosos objetos que se han extraído de las gargantas de la gente.

Este museo tiene toda esa colección de cosas que a la gente en general le provoca disgusto, pero que yo considero interesantes. No por morbo, sino por ese extraño interés que habita en mí sobre este tipo de cosas... Supongo que del mismo modo que el caso del Jack el Destripador me parece fascinante.



When I first heard about the Brothers Quay Mütter Museum project, I couldn't think of any filmmaker who's more fitting. Situated in The College of Physicians of Philadelphia, Mütter Museum hosts medical oddities, anatomical and pathological specimens, medical equipments and grand volumes of medical books. It's literally a cabinet of curiosities; a perfect playground for visionaries like Brothers Quay. Known for their Eastern European influenced, breathtakingly beautiful, found object stop motion animation shorts in the early 90s and the two gorgeous, feature length literary adaptations- Institute Benjamenta, or This Dream That One Calls Human Life (1995, from Robert Walser's Jacob von Gunten) and Piano Tuner of Earthquakes (2005, from Adolfo Bioys Casares' The Invention of Morel, of which, Alain Renais' Last Year at Marienbad was also loosely based on), Through the Weeping Glass is the London based (from Philadelphia originally) twin filmmakers' first American project. 



The film opens with a young woman visiting a skeleton on display. The skeleton belongs to Harry Eastlack, a young man died of rare disease called Fibrodysplasia Ossificants Progressiva, where cartilage in your bones ossifies and you slowly become immobile. We are told by the narrator (narrated by Derek Jacobi) that young Harry could only move his lips when he died. The young woman is his sister, looking at a skeleton through a two way mirror, showcasing stunning visual sequences.

The brothers make use of the museum's many artifacts: the flip human anatomy books, photos, the skulls and fetuses in jars. But their approach is not of the morbid fascination of a teenager, but a compassionate one. They are aware that there are stories behind each skeleton, each body. The film ends with the story of famed conjoined twins Chang and Eng Bunker as we see the plaster cast of their bodies and their preserved shared liver. 




Shot on HD video and lasting mere 31 minutes, Through the Weeping Glass is not quite up to par with their previous films. Starting as animators working mostly in miniature, their strength always has been their visual precision and impeccable craftmanship in creating painstakingly detailed netherworld. Even with the 35mm transfer from digital (thanks to MoMA), their visual elegance suffers greatly here. It is revealed through the Q & A session and following the 'making of' documentary that there was no funding available for shooting 35mm for them in a long while. So they resorted to using a small DSLR camera. Shooting in the narrow corridors and limited space of the museum also posed many challenges.
Dustin Chang (TwitchFilm)



"Nuestro trabajo está más cerca de un 'haiku' que de Disney"

Muñecas rotas con la mirada vacía, archivadores de museos olvidados, imprudentes cantidades de polvo, tornillos rebozados de óxido, sombras móviles y esqueletos de pájaro son algunos de los insólitos materiales que han empleado los gemelos Timothy y Stephen Quay (Filadelfia, EE UU, 1947) para construir una obra cinematográfica que les ha convertido en el gran referente de la animación experimental contemporánea.

Peter Greenaway se inspiró en ellos para crear a los gemelos obsesionados con la putrefacción de la carne que protagonizaban su largometraje Zoo (1985). Los Quay han puesto su arte al servicio despots publicitarios y vídeos musicales -entre ellos, el ya clásicoSledgehammer (1987), de Peter Gabriel-, pero han reservado el genio para esos cortometrajes que, manejando referentes literarios como los de Franz Kafka, Bruno Schulz o Robert Walser, exploran una suerte de Centroeuropa imaginaria delimitada por el influjo de animadores como Jan Svankmajer, Ladislaw Starewicz, Walerian Borowczyk o Jan Lenica.

Los hermanos Quay pasaron por Madrid para presentar el ilustrativo ciclo que les ha dedicado La Casa Encendida. Se han proyectado, entre otras obras, Institute Benjamenta, Street of crocodiles, Cabinet of Jan Svankmajer, This unameable little broom. Stille nacht, Stille nacht II y Stille nacht III, y The piano tuner of earthquakes.



"Comparamos nuestro trabajo con un haiku o un espectáculo de ballet contemporáneo", señala Timothy Quay, "porque son dos lenguajes artísticos muy concisos que te obligan a interpretar cada detalle, cada gesto. En un montaje de William Forsythe o de Pina Bausch, el coreógrafo te sitúa en un territorio abstracto. Para nosotros, el placer es siempre mayor si el espectáculo no es narrativo. De un modo parecido, el haiku juega con la sugestión, no te ofrece soluciones como hacen las películas de Hollywood o la animación Disney".

Los Quay han sido capaces de crear animación a partir de la colección de curiosidades médicas del farmacéutico y filántropo sir Henry Wellcome, o de las cartas que una enferma del psiquiátrico de Heidelberg escribía de manera compulsiva a su marido ausente a principios del siglo XX.

En este último trabajo, In absentia (2000), los Quay contaron con una partitura de Karlheinz Stockhausen que espoleó su búsqueda de una formulación visual de la demencia: "La música es el diálogo oculto de la película, una fuerza más potente que las palabras. Ésa es la precisión que buscamos, una armonía entre música e imagen que nos permita prescindir del diálogo. En nuestras películas, todo está coreografiado: la luz, el ritmo, el gesto, la forma, incluso el grafismo de los rótulos. Nuestra puesta en escena responde a impulsos más musicales que dramatúrgicos", precisa Stephen Quay.

Los cineastas han firmado también dos largometrajes de imagen real,Institute Benjamenta (1995) -libérrima adaptación del Jacob von Guntende Robert Walser- y The piano tuner of erathquakes (2004) -fantasía con Assumpta Serna en el reparto, inspirada a partes iguales por La invención de Morel, de Adolfo Bioy Casares, y el cuadro La isla de la muerte, del simbolista Arnold Böcklin-, pero la radicalidad de ambas propuestas ha impedido la consolidación profesional de los Quay en ese terreno.

"Cuando hicimos Institute Benjamenta, pensamos que acabábamos de colocar el último clavo en nuestro ataúd, y, ahora, el fracaso de The piano tuner... parece que nos condena por lo menos a 20 años de inactividad", afirman con resignación.

Su actor fetiche en estas dos películas es el español César Sarachu, hoy popularísimo gracias a su papel del oficinista Bernardo en la serie emitida por Tele 5 Camera Cafe. Los Quay conocieron a Sarachu a principios de los noventa, cuando éste encarnaba al malogrado escritor polaco Bruno Schulz en el montaje Street of crocodiles, de la compañía Théatre de la Complicité. Algunos años antes, los Quay habían rendido tributo a Schulz en un corto titulado de igual forma, que el cineasta Terry Gilliam considera una de las 10 mejores películas de animación de todos los tiempos.

El próximo proyecto de los Quay vuelve a tener a Bruno Schulz en su centro: la adaptación, en clave de cine mudo, de su clásico relatoSanatorio bajo la clepsidra. "De momento, hay cierto interés por parte de unos productores polacos, pero no está siendo fácil reunir el dinero", señala Timothy Quay. "Por fortuna, podemos sobrevivir haciendo decorados para teatro y ópera", añade Stephen.
Jordi Costa (El País)




Rip, Subtítulos y Traducción por Qrosawa

El DVD con extras, making off y la banda sonora completa en mp3 puede comprarse en la web del Mütter Museum por sólo $14,90 USD. Por favor, considerar esto para apoyar el trabajo de los artistas.

You can buy the DVD which includes making off, extras and complete OST in downloadable mp3s on the Mütter Museum Shop for just $15. Please consider this to support the artists' work.


LINK

http://filecloud.io/m94gas5d

Password: www.nplus2.org

Subtítulos por Qrosawa:
http://www.subdivx.com/X6XMjk1NzYwX-through-the-weeping-glass-2011.html

2 comentarios:

  1. Qué placer poder ver una nueva obra maestra de los Quay! Gracias por compartirla!

    ResponderEliminar